"NUNCA ME GUSTÓ TODO LO QUE VENÍA CON EL COMBO DE SER ARQUERO DE RIVER"


"NUNCA ME GUSTÓ TODO LO QUE VENÍA CON EL COMBO DE SER ARQUERO DE RIVER"

Jun. 28 (1R) - Franco Costanzo se explayó sobre su decisión de no hablar con los medios de comunicación mientras atajó en Argentina. Además, repasó sus años en el Millonario y contó cómo vive en la actualidad en Suiza.

Mientras atajó en la Primera de River, Costanzo siempre estuvo bajo la lupa. Más allá de sus notables condiciones y ser considerado uno de los porteros con mayor proyección,  parecía que, para la prensa local, el nacido en Río Cuarto (Córdoba) no podía equivocarse ya que al mínimo error era castigado con una vehemencia desproporcionada. ¿Había algo que a cierto sector del periodismo le molestaba del 1 del Millo? Y... El pibe le escapaba a los micrófonos y mantuvo un perfil bajo inalterable durante todo su paso por la Banda. 

Si bien es cierto que por su juventud e intensidad para defender los tres palos el cordobés tuvo fallas en ciertos partidos importantes de River, se notaba a la legua que había algo que molestaba de Franco más allá de su rendimiento deportivo. Hoy, vive en Suiza junto a su esposa Carla y sus cuatro hijos. Allí, representa al Basilea en una secretaría técnica de Sudamérica.

Sobre sus años en el Más Grande, el ex arquero le contó a Diego Borinsly en una nota para La Nación que "no creo que me haya ido mal, porque tuve la suerte de jugar más de 100 partidos en el club (120) y ganar campeonatos (3). Me hubiese gustado irme de una mejor manera, pero en el fútbol no siempre se dan las cosas como uno quiere. Creo que el hincha nunca me terminó de conocer. El hecho de no haber hablado y no haberme podido defender ante críticas que me parece que fueron excesivas, tal vez dieron la percepción de una persona que no soy".

"Yo quería ser el arquero de River porque lo disfrutaba, porque venía de las inferiores y había vivido 3 años en el club, pero nunca me gustó todo lo que venía en el combo de ser arquero de River. Muchos años después, con otra madurez y otra perspectiva, decís: "Puta, ahora me doy cuenta por qué me hacían mierda, era más fácil hacerme mierda que hablar bien". La verdad es no quería ser parte del juego, de cierta manera me protegía a mí y a mi círculo más cercano no entrando, pero sin dudas hubiese sido más fácil entrar en el juego y no me hubieran pegado tanto como me pegaron", agregó.

¿De qué club era hincha Franco y de cuál es ahora? "Mi viejo era recontra futbolero, y me llevaba a la cancha a ver a Atenas, también lo iba a ver a sus torneos de veteranos. Yo seguía mucho a mi viejo y a mi hermano Lucas. En casa, mi vieja era de San Lorenzo, mi hermana de River y el resto éramos de Boca. Obviamente, después terminamos siendo todos de River, menos mi viejo, que cuando jugaba un clásico en primera me decía: "Que te vaya bien y empatemos". Hasta ahí llegaba su amor (risas)"

"En la pensión éramos varios hinchas de Boca, pero te empezás a poner la camiseta de River y querés ganar. Sentís la rivalidad, y si bien no odiás al rival, te das cuenta de que cuanto mejor le vaya a River y peor a Boca, el clima será otro en el club. Los jugadores de fútbol no somos como el hincha común, nos pasa otra cosa. Yo crecí en River, viví 3 años en la pensión de River, estudié en River, estuve 10 años en el club, no hay manera de que no te transformes y termines queriendo los colores y sintiendo que River es tu club. Yo hoy soy de River y mi hermano mayor, que era de Boca, es fanático de River y lleva a sus hijos al Monumental. Ni te digo cómo festejé estos años ni cómo grité los goles en Madrid", contó.

Por otra parte, el ex guardameta de 39 años expresó su satisfacción por las conquistas de River en los últimos años y destacó a Marcelo Gallardo:  "Lo disfruté muchísimo, me salió el hincha de vuelta, sobre todo por la identificación que logró Marcelo, te hace sentir orgulloso. Es muy difícil que un equipo se identifique tanto con un club, que te transmita tanto. Me asombra y me parece brillante su reinvención permanente, ese ir por más. El podría haberse ido hace rato con toda la gloria, ganador, pero no se conforma. Los partidos los veo todos".

Un momento particular en la historia del Millo en el que el exAlavés era arquero titular fue en el 2005 cuando surgió el conflicto personal entre Ameli y Tuzzio. El equipo del Negro Astrada peleaba en semifinales de la Copa Libertadores, el plantel no pudo llevar el problema de la mejor manera, quedó eliminado ante San Pablo y los sueños de disputar la final de América quedaron truncos. "Afectó muchísimo, porque veníamos súper bien y nos tomó por sorpresa. Fue dificilísimo sobrellevarlo a nivel vestuario, no sabíamos cómo hacerlo, fue lo más fuerte que viví dentro de un plantel. Que agarré del cuello a Ameli, como se dijo, es mentira. La verdad es que estábamos todos shockeados, se suspendió la práctica, nos quedamos en stand by y empezaron las reuniones: qué hacemos, por dónde seguimos, tratemos de que esto no salga de acá. y a las 2 horas estaba en todos los programas. Era imposible que no se supiera. Para mí fue muy duro porque era amigo de los dos. Hablé con ambos y no tomé partido por ninguno. No soy quién para hacer un juicio de valor".

¿Se arrepiente Costanzo de no haber hablado con los medios? "Eso es algo muy personal, es lo que sentí yo en ese momento. No sé si les diría a un chico: "Este es el camino". Creo que iría más por un híbrido, lo que hice en la segunda parte, tal vez siguiendo el consejo que en su momento me había dado José Pekerman: "Hablá con el que consideres que sea interesante para hablar". Igual, eso no te deja exento, capaz, de que el periodista al que no le diste la nota y sea la contra del que se la diste, se sienta ofendido y te haga mierda peor. Porque eso pasa".

 

Copyright © 2020 – Nicolás Stessens - 1RIVER - Buenos Aires 28 de Junio de 2020



Volver a Ex River
  • River Plate
  • AFA
  • Conmebol
  • FIFA

VIDEO DESTACADO

RIVERPLATENSES POR EL MUNDO: Hoy, Gian Valentino Rossetto.