Actualidad Futbolística

RUGE CADA VEZ MÁS FUERTE

Abr. 16 (1R) – Con una producción con altibajos pero suficiente para sobreponerse, River despachó 2-0 a Tigre y se puso a seis puntos de Boca. El campeonato está que arde.

ver fotos ver videos
Tamaño

Cinco minutos de furia a puro fútbol en Victoria. Desde Patricio Galmarini a Carlos Luna, pasando por Lucas Menossi y Diego Morales en los avances. También sociedades entre Ignacio Fernández, Gonzalo Martínez y Sebastián Driussi. Intercambiaron golpe por golpe sin situaciones nítidas para marcar, pero el Millonario fue quien llegó más hasta el fondo e hizo peligrar, como por ejemplo un disparo rasante de Ariel Rojas que buscaba el segundo palo.

 

El dueño de casa apenas tuvo la chance que Alexis Castro envió a las manos de Augusto Batalla, pero de todos modos fue el solitario Sebastián Rincón el encargado de llevar peligro al área rival. El correr de los minutos le dio la razón a la visita, que en velocidad pudo hacer la diferencia y ahogar al Matador. La presión ejercida le permitió recortar la cancha y meterse en campo rival, siempre con la atención depositada en el retroceso.

 

De una contra mal aprovechada por Lucas Alario nació un pelotazo con destino al Chino Luna, marcado por Jonatan Maidana antes de caer desparramado dentro del área. Jorge Baliño dejó seguir y Sebastián Driussi tuvo la réplica pero su disparo se fue demasiado alto. Sin suerte pero con énfasis, Tigre lastimó con Pablo Lima y Diego Sosa en los laterales, quienes enviaron centros venenosos sin un delantero que aprovechara. El Muñeco sufría cada regalo que sus hombres daban sin explicación al dejar de lado la terminación de las jugadas.

 

De regreso a la acción tras el entretiempo, Diego Morales le dio un pase a la red luego de superar a Augusto Batalla pero no fue convalidado por el juez por supuesto foul. Sofocón que continuó con una media vuelta defectuosa de Carlos Luna, neutralizada por Lucas Martínez Quarta. Era cuestión de enchufarse, Millonario. Así fue, porque Patricio Galmarini la dejó corta y Sebastián Driussi ajustició con un violento zurdazo para poner la ventaja y mantenerse en la cima de tabla de artilleros. Facundo Sava sacó a relucir lo mejor de sus dirigidos pero otra vez le anularon un tanto a Cachete Morales, ahora por un fino fuera de juego.

 

Toda la carne al asador para el anfitrión y las ganas de liquidarlo en El Más Grande. Exequiel Palacios reemplazó a un exhausto Nacho Fernández en la creación, lo mismo que Iván Rossi a Nicolás Domingo en la contención. Había emociones latentes ya que un solo festejo quedaba corta para entonces, al margen de la desprolijidad predominante. Había que cerrar el trámite cuanto antes para no lamentar, más al conocer la mano de los punteros. Exequiel Palacios se juntó con el Pity y le quedó a Morita, que sacó un latigazo al ángulo?. Golazo para moldear la noche.

 

El decorado que restó en el final sirvió para reivindicar el potencial de Marcelo Gallardo, voraz estratega que va por todo lo que hay en agenda: torneo local y Copa Libertadores. Descontarle a Boca es una obsesión que sigue achicando distancias, además de que rendirse no está en la cabeza de este plantel, que aguarda llegar al Superclásico con la idea de pegar el batacazo y arruinarle la fiesta a los mellizos. Séptima victoria al hilo e ilusión intacta.

 

Copyright © 2017 – Lucas Ajuria - 1RIVER - Buenos Aires – 16 de abril de 2017

Notas y entrevistas Antonio Casellii
Lo más visto
  • River Plate
  • AFA
  • Conmebol
  • FIFA
Video destacado

River 4 Atlanta 1 Copa Argentina